Buscar en este blog

sábado, 28 de junio de 2014

Más vale tarde que nunca...

Eso es lo que debieron pensar en la redacción del New York Times con la llegada del hombre a la Luna.

Pero no adelantemos acontecimientos. Hay que retroceder unos cuantos añitos, concretamente hasta el 13 de enero de 1920.

En la edición de ese día, se publicaron dos críticas anónimas a un estudio del doctor Robert Goddard, el físico que alcanzó la idea de los cohetes propulsados por combustible líquido, la que se utiliza en los cohetes modernos, contra los experimentos que se realizaban entonces, con la más rudimentaria pólvora.

Unos meses antes había publicado dicho estudio en el Smithsonian (que podéis consultar aquí), en el que, además del transporte de globos meteorológicos más allá de la atmósfera, veía posible la llegada a la Luna en misión gracias a sus teorías.

Este último punto fue el objeto de burla y escarnio en los dos recortes, comparándole con Julio Verne (otro avanzado a su tiempo), y pese a aceptar las posibilidades para las mediciones meteorológias, se reían de la idea de poder llevar humanos a la Luna con su "invento", el cual según ellos, contradecía las leyes de Newton, dado que se requeriría de aire para impulsarse en el espacio.

La editorial del diario de ese día, incluyendo las críticas, lo tenéis aquí



"El profesor Goddard, con su "asiento" en el Clark College y el patrocinio del Smithsonian Institute, no sabe la relación entre la acción y la reacción, y de la necesidad de tener algo mejor que el vacío contra el cual reaccionar Por no decir que eso sería absurdo. Por supuesto que sólo parece carecer de los conocimientos básicos enseñados diariamente en los bachilleratos"
 




Pues bien, como decía al iniciar esta entrada, más vale tarde que nunca. Y es que el día después de la primera llegada del hombre a la Luna, en la edición del día 17 de julio de 1969, cuya portada aparece a continuación, se incluyó una disculpa por las burlas emitidas 49 años después!!!:


La disculpa estaba "disimulada", en pequeñito junto a un anuncio, pero ha quedado para la historia como una disculpa legendaria.


 
 
"La investigación y experimentación adicionales han confirmado los resultados de Isaac Newton en el siglo XVII y ahora se establece definitivamente que un cohete puede funcionar en el vacío tan bien como en una atmósfera. El Times lamenta el error."

No hay comentarios: