Buscar en este blog

martes, 4 de marzo de 2008

Una de cine: .45



Me encuentro ante una de esas sorpresas, para bien o para mal, que obviamente no te esperas. No sabía absolutamente nada de ella, pero decidí probar suerte tras leer una breve sinopsis y yo haré la mía, porque me apetece y éste es mi bloj, mira tú... :p

Con un cierto regusto a "Syd & Nancy" dejando de lado la parte más dura de las drogas, se nos presenta a unos traficantes de armas de poca monta. Bueno, poca monta por el hecho que sólo trafican con pistolas, pero tienen su "prestigio" en todo el barrio y nadie osa toserles.

Hasta ahí una historia del montón, y sigue así, para qué engañarnos, pero con un toque que, mira, me enganchó.

El matón, muy chulo y prepotente él, tiene momentos en que no sabes si quiere ser dulce o comerse con patatas a SU novia. Pongo especial énfasis en su, dada la exagerada posesividad que muestra hacia ella.
La chica, complaciente con su "chorbo", también quiere sacarse cuatro perras y vende algo por su cuenta. Se muestra bastante... bueno, muy sexy en algunos momentos. Tórrida hasta decir basta en otros, con un principio de película subidillo de tono.
También está la amiga lesbiana enamorada de ella, el colega de su novio quién pierde el culo desde siempre por sus huesos, un pandillero puertoriqueño que también la desea...

Volviendo al tema de las escenas más calientes de la película, añadir que no son gratuitas (salvo quizá la del principio), ya que... oye, mira la peli y me lo cuentas, no? XD

Cabe decir que no conozco (o no caigo) a ninguno de los actores, con la excepción, claro está, de Milla Jovovich, que no había dicho que es ella la prota, jejeje.

Como comentaba anteriormente, la trama es un tanto lineal, y bastante manida, pero destila detalles que, al menos en mi caso, me han obligado a ver qué sucedía después de cada escena.

Prefiero no contar nada más del argumento, ya que existen algunos giros, que aún siendo predecibles no dejan de ser de agradecer.

Acabo poniendo no nota, sino una reflexión a la regularcilla actuación de muchos de los secundarios, quienes podrían haber conseguido un film más lúcido que seguramente se quedará en minoritario, tanto por escenas y lenguaje, como por falta de ambición.

En definitiva, se deja ver, siempre que no seas escrupuloso (si lo eres, no se qué carajo haces en mi bloj, jeje), aunque no te dejará ninguna marca. Aviso que hay escenas de violencia bastante durillas, al tratarse de agresiones de esas tan trístemente de moda, como es la violencia de género.

1 comentario:

Bufón Cósmico dijo...

Pues yo dejaría que Mila jovovich me diese un buen curro, eso por descontado XDD